Jueves, 12 de febrero de 2009
Me estoy quedando sin libros que leer >_< !!! Bueno, vamos a lo que vamos jeje. En estos últimos días he terminado de leer este libro. Lo cierto, es que ya lo había empezado en una ocasión, (hace unos 4 años) pero no me enganchó lo suficiente y lo dejé a medias... Así que hace unos días decidí darle otra oportunidad. Lógicamente empecé a leerlo de nuevo, y la verdad es que el primer cuarto del libro no tiene nada interesante o que te enganche, pero conforme avanza y empiezas a conocer la historia de la madre de Ruth y de Tita Querida, ya no puedes dejar de leerlo Muchas risas No es un libro demasiado largo (432 páginas) y es de rápida lectura (3 días). Así que si tenéis un poco de tiempo os recomendaría su lectura.

Por otro lado, cabe hacer referencia a algo que llamó la atención: la forma en que definen el PASADO como "aquellas cosas que decidimos recordar". Y es cierto, tras nuestras espaldas ha habido un gran número de aventuras y desventuras. Por ello, está en nosotros decidir que queremos recordar. Yo opino, que sólo quiero recordar las cosas buenas del pasado y aunque he aprendido mucho de las cosas no tan buenas, ésas mejor si las voy olvidando, o si no olvidar, por lo menos, que se duerman en algún rincón de mi memoria, y no salgan, al menos, que sea estrictamente necesario. No obstante, no cambiaría nada de mi pasado, pues la "yo de ahora" es fruto de las vivencias de la "yo del pasado".

Nota: 7.75


Sinopsis:

En "La hija del curandero", la escritora Amy Tan nos lleva a un tema recurrente en ella, el choque cultural de la tradicionalista cultura china y el primer mundo de la cultura americana. A través de dos personajes separados por el tiempo, una madre y su hija, con un abismo generacional de diferencia que en la búsqueda de si mismas, se encuentran la una con la otra. Una conmovedora historia que toca el punto más emocional de todo ser humano, el vínculo de los hijos con las madres. Es además un viaje al pasado y por tanto a la identidad de cada uno de nosotros. ¿Qué recordamos de nuestra infancia? ¿Qué recordamos de nuestra adolescencia? ¿Qué recordamos del ayer que nos hace ser quienes somos hoy? Al fin y al cabo tal como lo dice la autora: ¿Qué es el pasado sino aquello que elegimos recordar? Ahí esta la esencia de esta novela, en el por qué recordamos determinadas cosas y por qué elegimos olvidar otras. Amy Tan escribe y describe con algo más que palabras, nos permite acceder a un mundo de olores, de sabores, de colores... “La hija del curandero” es un viaje deautoconocimiento, es un viaje cuyo destino somos nosotros mismos. El lector indudablemente se verá reflejado en el mundo de las protagonistas.


Tags: hija curandero, amy tan

Escrito por Corita86 @ 9:30  | Libros
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios